SUPERVIVIENTES DE LOS SETENTAS….

EXPOSICION GALERIA DE HACIENDA

Guatemala No. 8

Maris Bustamante

 

SUPERVIVIENTES DE LOS SETENTAS,

REMINISCENCIAS CON SABOR NOSTALGICO.

Lector:  en lo que vá Usted a leer, lo que menos importa es la veracidad…

 

Vista a la distancia, la década de los setentas fué una época generosa, no sólo para nosotros, los que participamos en el Movimiento de los Grupos, sino también para  la cultura visual de México.

 

Parte de esta generosidad fué el hecho de ver deslindados los intereses que varios individuos han tenido y tienen para con la cultura en general y con el medio plástico en particular. En la década de los setentas, que se desarrolló mucho hacia los ochenta, los funcionarios que vemos ahora en los sitios más “importantes”  eran apenas unos medianos aspirantes a  burócratas que ya habían mostrado su necesidad de éso, de tener puestitos. De eso hace ya cerca de 20 años.

 

Desde entonces supimos verlos y aún les aplicamos castigo, no sólo en la intimidad sino a través de los periódicos, es decir, se publicaban las diferencias. Por ello, éste movimiento no ha sido rescatado, porque los que lo bloquean para una real valoración padecen desde entonces de una fuerte traumatización, tienen recuerdos amargos que les hacen actuar inconcientemente contra ésa década. Desde entonces estamos enemistados y podemos ver lo que han hecho con la cultura, desorientando a jóvenes y adultos, amateurs y profesionales, mediante la valoración de sujetos y obras sin contenido ni aportación, que dan en el exterior una imagen bastante atrasada de nuestro país.

 

 Entonces enfrentábamos también a la censura, que es un fantasma que seguirá espantando a los espíritus mochos y cobardes. Con la diferencia de que entonces nunca se hubiera perdido una plaza como el Museo de Arte Moderno. Yo creo que después de Jorge Alberto Manrique todos  sus directores le harán el caldo gordo a esos grupos de malintencionados y de ignorantes, obligados por ése antecedente.

 

También desde entonces se podía apreciar el interés real de muchos de los que integraron de forma oportunista los colectivos. Su aspiración  más fuerte,  fué circular en galerías de “prestigio” y obtener beneficios mediante la lucubración de obras frívolas y sin sentido, que sólo sirvieron para el divertimento de los grupos de nuevos, nuevos ricos o de los viejos, viejos exquisitos. Lástima, nunca se dieron cuenta de que el mercado del arte, tan poderoso como se veía iba a terminar hasta con las pocas galerías que sí contribuían a la producción de la cultura.

 

Mientras los convencidos integrantes de los grupos intentábamos, románticamente, acortar el espacio entre los que hacen y los potenciales consumidores que forman parte de la cultura de masas, tratando de circular las propuestas hasta  a través de la caja idiota, las galerías dentro de la época de “los millonarios del petróleo” seguían siendo más prepotentes que los mismos artistas tratando a cualquiera como si fuera un miserable. Bueno, a cualquiera menos a los clientes adinerados. En su pecado de soberbia estuvo su penitencia. Hoy, casi no hay diferencia entre un Sanborn’s y una galería de la Zona Rosa, o entre un “artista” y un dueño de galería inoperante, ambos muy pauperizados, sobre todo en el terreno de lo conceptual.

 

La fuerza que nos daba el apoyo no sólo del propio grupo, sino el convencimiento de que los otros eran como una extensión  de la nueva fórmula del yo/nosotros, nos hacía creer en los compañeros a pesar de sus defectos. Felipe Ehrenberg siempre quería ser reconocido como el patriarca del  “nuevo arte”. Adolfo Patiño actuaba como se imaginaba que eran los dadaístas en una combinación “lumpennacó”. Su hermano Cristeto, médico de profesión disfrutaba de ejercer la crítica como si estuviera en el anfiteatro, apantallando con fotografías de vestidas que en aquél tiempo sólo se encontraban en un underground mexicano y de tercera. Hoy, casi todo es así. De tercera. Macotela y Santiago Rebolledo ya habían volado hacia el delirium tremens de las galerías, dejando atrás el otro lado de la moneda. Marcos Kurtycs se veía grande desde entonces y siempre era difícil hablar con él, sobre todo si traía el hacha, que por otro lado nunca dejaba. Lo revolucionario de Tepito Arte Acá quedó en las figuras tipo Hernández Delgadillo de Daniel Manrique y nosotros, los del No-Grupo, ingenuamente, practicábamos la suerte infantil tradicionalmente conocida del: todos son pendejos menos yo y tratábamos de morder la mano de los que nos daban de comer. Nos sentíamos banda pero sin llegar al exceso de ser panchitos. Yo personalmente, por más que lo intenté, nunca pude deshacerme del hábito contraído en una escuela de monjas de niñas bien de las Lomas, lo cual hacía que les cayera como patada al hígado a todos mis “cuates”, y me provocó aversión por ese tipo de literaturas  “neoniñasbien” tan exitosas ahora.

 

Siempre financiamos nuestra obra y para ello nos tallamos el lomo, siempre. Rechazamos con fuerza los premios y distinciones no importando si eran habidos en concursos o convocatorias institucionales, estas eran el enemigo, por conformistas y responsables del estado de cosas. El juego del prestigio nunca nos importó y en aras de ser lo suficientemente subversivos nos burlamos de todo, de las instituciones, de los funcionarios,  de los críticos, de los artistas con renombre, de los mexicanistas, de los patrioteros, de todos incluídos nosotros mismos.

 

Sin embargo la historia demostró que tuvimos en general la razón:

Imáginábamos un mundo sin la decadencia del mercado del arte y se nos cumplió.

Profetizábamos que el arte cambiaría y que las nuevas propuestas acabarían por instalarse, y ahora no pasa un día sin ver que hasta cualquier chascarrillo estúpido aspire a ser llamado performance.

Defendimos la importancia y valores de lo efímero, y hasta el comunismo entró en ésta categoría. Dejamos de ser considerados peligrosos, rojos y antipáticos. Ahora sólo quedamos como antipáticos.

Muchos queríamos tener dinero para seguir produciendo y hoy escogemos entre formar parte del Sistema Nacional de Creadores, o morir en un asilo para la tercera edad que carece de estudio o taller.

 

A pesar de haber tenido la razón, las aportaciones de los Grupos son menospreciadas como expresión/puente que une a la Generación de la Ruptura con una actualidad donde no pasa nada. El recuerdo nostálgico del pasado inmediato contrasta con lo que vemos que por todos lados:

grillas de pasillo y amiguismos baratos que no aspiran ni siquiera a un real nepotismo; abstracto-figurativismos o expresionismos sucios y escolares; hiperrealismos orientados a hacer bodegones mexican curious; dizque erotismos gruesos llenos de vulvas y verguitas inocentes, pero eso si, todos son muy educaditos, muy bien portados. Nadie se atreve a hablar en voz alta por miedo a meter la pata, o que nos oiga Televisa, porque nos quita las telenovelas y entonces quedamos al arbitrio del canal 22.

 

Hoy no pasa nada.

Felipe vive en Tepito y hace poco se quitó en público los dientes y chocheando, creo que fingidamente, se dirigió a la gente que abarrotaba el Museo Tamayo. Patiño se casó varias veces y  está por enfrentarse a ser padre para saber lo que es bueno. Cristeto sigue siendo médico y así pudo atender a un accidentado que hacía un performance a 8 metros de altura en el Mes del Performance,pasado. Bueno, en realidad no sé si se accidentó por pasado…Marcos sigue enojándose si uno no escribe bien su estrámbótico apellido, pero no me intimida porque ya casi no usa el hacha. Santiago Repedo volvió a se Rebolledo porque dejó el alcohol afortunadamente y Macotela sigue produciendo y vendiendo. Rubén Valencia fué el primero de ésa década que se murió y yo después de descubrir que no morí con él, acabé por dejar de tenerle miedo a Raquel Tibol para tenérselo a mis hijas que tienen nueve y seis años de edad.

 

 Dicen que “ 20 años no es nada…”

México, D.F. en la cuesta de enero de 1994.

 

Anuncios

Acerca de yahoraquehacemosseminario

Maris Bustamante, artista visual no tradicional, académica, conferencista, escritora e investigadora, participó activamente en el Movimiento de los Grupos en México en la década de los setentas; cofundadora del No-grupo (1977-1983) y de Polvo de Gallina Negra el grupo de arte feminista más importante (1983-1993). Profesora investigadora en la Uam Azcapotzalco por 30 años, ha recibido las siguientes distinciones: Beca de Creadores e intelectuales, Fonca (1990); Artista en residencia en el Banff Centre for the Arts, Banff, Canada (1995); Fideicomiso para la Cultura México-USA/Rockefeller con la investigación: “Hacia una historia de los No Objetualismos en México: 1969-1979 (2001). Desde el 2005 funda CAHCTAS, S.C. Centro de artes, humanidades y ciencias en transdisciplina en la ciudad de México para promover y fomentar el trabajo entre artistas y científicos (www.cahctas.org). Fulbright Visitant Scholar 2008-2009 en la San Francisco State University, San Francisco, California, USA. 2010-2011 Exposición Retrospectiva del No Grupo Museo Arte Moderno, México, D.F. Maris Bustamante (1949), non traditional visual artist, academic, lecturer, writer and researcher, took active part in the Groups Movement in Mexico City in the 70´s, cofounder of No-Grupo (1977-1983) and Polvo de Gallina Negra-Black Hen Powder most important mexican feminist art Group (1983-1993). Full time professor and researcher in the Uam Azcapotzalco University for 30 years, now Professor Emerita; has been Receipient of “Intellectual and Artistic Creators” Grant, Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (1990); Artist in Residence (3 times), Banff Centre for the Arts, Banff, Canada (1995); Fideicomiso para la Cultura Mexico-USA/Rockefeller Grant, “Towards a History for Non-Objectual Arts in Mexico-USA (1969-1979)” (2001). Since 2005 funds CAHCTAS,S.C. a Center for the arts, humanities and sciences in transdiscipline in Mexico City to encourage and support work between artists and scientists. Fulbright Scholar 2008-2009 working as Visitant Professor of the year at the San Francisco State University, San Francisco, California, USA. 2008-2009. Retrospective exhibition of the No Grupo, Museum of Modern Art, México City 2010-2011.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s